Páginas vistas en total

jueves, 10 de diciembre de 2015

REFLEXIÓN

27 de agosto 2013 

Defiendo a la Pachamama, pero a la vez soy culpable de lo que le pasa ahora, como lo somos cada uno de los ciudadanos del mundo. El mismo hecho de existir ya es atentatorio contra ella, porque como ser humano necesito de sus recursos para poder sobrevivir. Yo creo en la democracia y firmemente apoyo a que si el pueblo quiere consulta sobre el Yasuní, entonces que se haga todo bajo el debido proceso, pero lo que no tolero es ver que algunos de los que se dicen ecologistas no son más que noveleros que ni siquiera saben dónde queda el Yasuní ni cuál es su importancia real, no conocen quiénes son y cómo se llaman los pueblos no contactados y lo peor de todo es que se dejan llevar por la euforia del momento y actúan con violencia. Creo que esa no es la forma de pedir lo que quieren. Sean más inteligentes y recojan las firmas organizadamente, presenten a la Asamblea Nacional y sometamos a decisión de todos, pero también me parece tenaz por lo que vi hoy que muchos de los ecologistas consumen ropa de marca, zapatos Reebok o Adidas que son hechos a base del sufrimiento de miles de personas en el mundo que mueren en las maquilas en las Filipinas, La India, Bangladesh o China. Hay una guerra a punto de estallar en el Mundo Árabe, otra vez las potencias van a invadir a estos países soberanos y todo por la ambición del poder. Cada vez más palestinos son asesinados por los israelitas y en las costas africanas, barcos de las potencias se roban sus recursos pesqueros. Y a eso nadie le da la suficiente importancia. Ya los politiqueros de siempre han salido a la luz y ahora resulta que son más verdes que el mismo gobierno. Por favor, hermanos, reflexionemos realmente, investiguemos más, leamos más, no nos dejemos llevar por meros apasionamientos que vengan de un lado o del otro. Pensemos en la miseria que aún existe en la Amazonía, en la pobreza, en la falta de recursos, de una vida digna...Pensemos en que a fin de cuentas, todos somos ECUADOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario